El flamante Tiggo 7 Pro inaugura la era 3.0 para Chery

Test Drive jul. 09, 2021

Hace pocos días, Corporación Maresa introdujo al país el Tiggo 7 Pro, sucesor del SUV mediano de Chery que presenta una profunda evolución respecto de aquel modelo, y que, a la vez, es el primer ejemplar de la generación de vehículos 3.0 del fabricante chino.

Con una estética totalmente renovada, en la que se destacan la gran mascarilla frontal en proyección y con una disposición más vertical, una línea de cintura alta y unos grupos ópticos traseros unidos por una franja luminosa que recorre horizontalmente el portón, el Tiggo 7 Pro tiene una presencia imponente que el modelo al que reemplaza debido a una mayor altura de la carrocería.

Aunque las dimensiones generales son muy similares en ambos casos, (de hecho la longitud y la distancia entre ejes se mantuvieron prácticamente intactas), el Tiggo 7 Pro es casi 8 cm más alto que el Tiggo 7. Esto no solo hace que parezca más grande de lo que en realidad es, sino que eleva considerablemente la posición de manejo.

Esta característica marca una diferencia importante con otros modelos del segmento, pues la altura se asocia con la sensación de seguridad que experimentan los ocupantes. No obstante, al estar equipado con múltiples dispositivos de protección activos y pasivos, la seguridad pasa de ser una simple percepción a convertirse en una realidad.

Quienes valoran el buen gusto y disfrutan los beneficios de la tecnología encontrarán en el interior del Tiggo 7 Pro muchos motivos de regocijo. Desde la tapicería de cuero del volante con diseño deportivo en D y los asientos (estos últimos con costuras de color rojo), hasta los detalles cromados del tablero minimalista, pasando por las pantallas de 10,25 y 7 pulgadas del sistema de infoentretenimiento y el cuadro de instrumentos, respectivamente, están pensados para complacer los gustos más exigentes.

Pero el Tiggo 7 Pro también hace gala de una evolución mecánica. El motor Acteco turboalimentado de 1.5 litros que lo impulsa ahora está unido a una caja automática CVT de 9 relaciones que le aporta un funcionamiento más suave y una respuesta más progresiva. De esa manera se gestionan mejor los 145 caballos de potencia y los 210 Nm de torque que es capaz de desarrollar.

Además, gracias a dos modos de manejo (ECO y Sport), el vehículo se adapta al requerimiento de empuje del conductor según el entorno en el que se desenvuelva (tráfico urbano o vías periféricas despejadas), para sí optimizar la respuesta y el consumo de combustible.

El Chery Tiggo 7 Pro resulta ágil, cómodo y agradable de conducir en cualquier condición. A ello contribuyen significativamente las ayudas electrónicas que incorpora, que también reducen notablemente la posibilidad de sufrir un accidente.

Entre ellas se cuentan los frenos ABS con distribución electrónica y asistencia, los controles de estabilidad y tracción, los asistentes de ascenso y descenso en pendientes, la cámara de reversa con guías dinámicas y alertas sonoras de proximidad y el freno de estacionamiento eléctrico con función autohold.

A eso se suman los cuatro airbags (conductor, acompañante y dos laterales), los parachoques con sistema de absorción de impactos, la carrocería con deformación programada y los anclajes Isofix para sillas de niños.

En materia de conectividad, el radio es compatible con Apple CarPlay (Android Auto requiere la descarga de una aplicación), ofrece conexión Bluetooth con dispositivos móviles y cuenta con dos puertos USB delanteros y uno adicional para la segunda fila de asientos.

Fernando Robayo

Licenciado en Comunicación Social. Periodista especializado en el sector automotor desde el 2004. Apasionado por los motores montados en vehículos de dos y cuatro ruedas.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.